INICIAR EL PARTO CON ACEITE DE RICINO

embarazadaIniciar el parto con aceite de ricino es algo que se hecho durante mucho tiempo. Las mujeres embarazadas beben el aceite de ricino para prepararse para el parto. 

Su eficacia para inducir el parto ha sido motivo de controversia entre la comunidad médica. Las preguntas más recurrentes son si el aceite de ricino sirve realmente para inducir el parto y cuánto aceite de ricino se debe tomar para inducir el parto.

Médicamente el aceite de ricino es muy popular como un laxante natural, que ayuda a aliviar el estreñimiento y la diarrea. Pero es esta capacidad para expulsar el contenido del tracto digestivo la que parece ser la base por la que se utiliza el aceite de ricino para iniciar el parto. El supuesto es que el aceite de ricino estimula los intestinos, lo que lo irrita el útero y provoca en la madre embarazada las contracciones. La prácitca de inducir el parto con aceite de ricino se ha puesto en tela de juicio durante años. Lo que lo hace aún más confuso es la escasez de estudios que proporcionen información al respecto. 

Usando el aceite de ricino para inducir el parto
Algunas mujeres que han utilizado el aceite de ricino para inducir el parto dicen que es una forma efectiva. Dicen que el aceite de ricino les había provocado un efecto de despertar en sus intestinos después de una hora o dos. 

Las madres no son los únicos que apoyan el aceite de ricino para la inducción del parto. Algunos médicos y las parteras también recomiendan el uso de este aceite natural para dar comienzo al trabajo del nacimiento. Se dice que el principal componente del aceite de ricino, el ácido ricinoleico, es responsable de la irritación de los intestinos y de estimular el músculo liso del útero y es "utilizado con cierto éxito para inducir el parto". 

El aceite de ricino puede no ser seguro en la inducción del parto
Pero también hay médicos que no recomiendan este aceite natural. Advierten de los potenciales efectos secundarios del aceite de ricino, tales como: 
  • Deshidratación.
  • Diarrea o tener evacuaciones sueltas.
  • Vómitos.
  • Contracciones del útero.
  • Náuseas.
  • Sufrimiento fetal.
  • Meconio en el bebé.

Tomar aceite de ricino en el embarazo puede causar diarrea y calambres, que pueden deshidratar a la mujer embarazada. Esto plantea un grave problema debido a que hay algunos hospitales que no permiten que la madre beba cualquier tipo de líquido durante el parto. Cuando esto sucede, la madre sufre de deshidratación, lo que agravaría el útero y dejaría a la mujer muy cansada para soportar las exigencias físicas del parto.

Aparte de aumentar el riesgo de la madre de un parto difícil, la vida del bebé puede estar en peligro también. 

Consulte a su médico antes de tomar aceite de ricino
Ahora que ya sabespor qué la gente sí y no está de acuerdo con iniciar el parto con aceite de ricino, usted es probablemente el mejor juez para decidir de qué lado de estar. 

Si está convencida de que sí funciona y se le planea tener un hijo pronto, es posible que desee considerar el uso de aceite de ricino como algo natural para inducir el parto. Pero si usted todavía tiene dudas al respecto, consultar a su ginecólogo es siempre lo mejor y más seguro antes de tomar cualquier tipo de tratamiento.